‘Un, dos, tres…, responda otra vez’ cumple 50 años

La noche del lunes, 24 de abril de 1972, la historia de la tele en España entró en una nueva dimensión. Ese día, TVE estrenó un programa que rompía todos los esquemas vistos en la única tele que había entonces. Era ‘Un, dos, tres…, responda otra vez’, un gran ‘show’ que, por primera vez, metía en un mismo saco concurso contrarreloj, premios millonarios, azafatas espectaculares, cómicos, actuaciones musicales, subastas de regalos… Pero este batiburrillo necesitaba un genio que pusiera todo en su sitio y perfectamente sincronizado. Y ahí apareció un joven prodigio llamado Chicho Ibáñez Serrador, quien hizo de ‘Un, dos, tres…’ el mejor programa de entretenimiento de la historia de la tele española. Un clásico que este domingo, 24 de abril, cumple 50 años , y al que TVE rinde homenaje con varios especiales

Programa completo dedicado al terror (diciembre de 1972)

En la primavera de 1972, el salario mínimo en España subió a 156 pesetas (menos de un euro), el franquismo se consolidó con la boda de la nieta del dictador, Carmen Martínez Bordiú, con el aristócrata Alfonso de Borbón, y Nixon seguía bombardeando Vietnam. Ante este deprimente panorama, el directivo de TVE Salvador Pons tuvo una idea intentar alegrar a los españoles a través del nuevo fenómeno social que era la tele. Rumió un ‘show’ de entretenimiento, alegre, desenfadado, con regalos, humor, baile…. Lo nunca visto en la gris TVE. Tenía la idea, pero le faltaba el proyecto. Eso sí, tenía recursos.

EL CREADOR DEL UHF

Pons, se había hecho popular como presentador del programa Conozca usted España(1968), programa documental en el que trabajaron jóvenes cineastas de la categoría de Mario Camus, Pedro Olea, José Luis Borau, Claudio Guerin… Pero la gran valía de Pons era su visión moderna (para la época) de la televisión. Así, fue él quien ideó, diseñó y puso en marcha la segunda cadena de TVE (la histórica UHF). La inauguró en enero de 1965, y la dirigió hasta 1970, dándole una imagen de refugio cultura y alternativo que incomodaba a los más retrógrados del régimen.

Pons, sabía muy bien a dónde quería llegar con el nuevo proyecto. Pero le faltaba alguien que supera conducirlo. Y fue ahí donde se le ocurrió la solución: Chicho Ibáñez Serrador, un joven director y guionista de Uruguay que había dirigido cine y tele en Argentina (allí dirigió nada menos que a Margarida Xirgu en su debut televisivo) y que estaba revolucionando la encasillada TVE. Chicho ya había demostrado sus poderes en la tele española con producciones como ‘Mañana puede ser verdad’ (1964 y que ya realizó en Argentina en 1962), y los clásicos Historias para no dormir (1966) e ‘Historia de la frivolidad’ (1968).

Con 37 años y un prestigio consolidado, la propuesta de hacer un programa de variedades no parecía lo que más atraía a Chicho, que había cultivado una imagen de ‘enfant terrible’, a media camino de Orson Welles y Alfred Hitchcock. Pero, tras reírse de la censura franquista y no dejar dormir a la audiencia, ¿sería capaz de solo entretener a toda la familia? Tampoco partía de cero. Chicho había trabajado en su Montevideo natal en el concurso ‘Un, dos, Nescafé’. Y con aquellos mimbres empezó a pergeñar un nuevo proyecto. Que sorprendió y alegró a muchas generaciones marcadas por los rombos blancos y las sotanas negras.

EL SECRETO DEL ÉXITO

Lo de las sotanas viene a cuento porque el estreno de ‘Un, dos, tres…, responda otra vez’ estuvo precedido de ‘El octavo día’, la charla del monseñor José Guerra Campos, obispo de Cuenca (y soldado franquista en la guerra civil). Pero ni las diatribas ultraconservadoras amargaron el estreno (casi a medianoche) de ‘Un, dos, tres…, responda otra vez’ Rápidamente se convirtió en el programa más popular de TVE y, con los años, el mejor de la historia de la tele estatal. Y de paso, el primer concurso español cuyo formato se adaptó en varios países.

'Un, dos, tres...', 50 años. Elprimer equipo y las calabazas del programa
‘Un, dos, tres…’. El primer equipo y las diferentes calabazas del programa

El secreto del éxito de ‘Un, dos, tres…, responda otra vez’ es, como suele ser habitual, un conjunto de factores, más o menos originales, pero perfectamente engarzados gracias al genio de Chicho. Así, toda la estructura se basaba en un concurso y una subasta. La fórmula del concurso era la que aprendió Chicho en ‘Un, dos, Nescafé’: una pareja responde alternativamente palabras relacionadas por un tema contrarreloj, y sus aciertos suman dinero. Y la gran subasta final se ideó a partir del concurso que presentó el animador peruano Kiko Ledgard en su país, ‘Haga negocio con Kiko‘. En este programa, adaptación del formato ‘Lets make a deal‘ (1963), el participante debía elegir entre puertas y cajas con regalos o dinero escondido.

El fichaje de Kiko Ledgard fue una apuesta personal de Chicho, ya que no lo veían claro en TVE. Pero el insistió y, como se pudo, acertó. Como casi siempre.

«…POR 25 PESETAS…»

Y entre el concurso (que se abría con el inolvidable «… Por 25 pesetas…») y la subasta, había una eliminatoria a partir de pruebas físicas, actuaciones musicales, ‘shows’ cómicos, estilizadas azafatas (de grandes gafas y cortas faldas) y, quizá, lo más original: un equipo de ‘tacañones‘ (encabezados por un gran Valentín Tornos). Estos intentaban que los concursantes no se llevaran nada. Una gran innovación. Casi tanto como en ediciones posteriores fueron los ‘sufridores’. La guinda era unos presentadores perfectamente identificados con el espectáculo…. Y que «…hasta ahí podían leer…».

Así, el éxito era una genial combinación de concurso clásico (preguntas contra reloj y subasta final) y el espectáculo teatral que seguía la línea transgresora y visual de ‘Historia de la frivolidad’. Por un lado, los representantes de la más ultramontana y conservadora Doña Cuaresma (cicutas y tacañones), frente a los progresistas, renovadores y felices hijos de Don Carnal (el presentador y las osadas azafatas de inmensas gafas y mínimas faldas). Y todo enfocado hacia un gran final. Apoteósico (si se ganaba el coche, o apartamento en Torrevieja, Alicante), o dramático (si se llevaban la fatídica calabaza Ruperta).

LA IMPORTANCIA DE LA NARIZ

Pero Chicho, cuando su programa cumplió 20 años, resumió el secreto de su éxito en algo mucho más básico. «Una nariz en buen uso para ir olfateando qué es lo que quiere el público. Y, sobre todo, que nos dejamos la piel a tiras en grandes dosis de trabajo«.

'Un, dos, tres...', 50 años. El primer equipo y las calabazas del programa. Chicho Ibáñez Serrador y los presentadores del concurso
Chihco Ibáñez Serrador, y los seis presentadores de su concurso. Kiko Ledgard ((1972-73 / 1976-78), Mayra Gómez Kemp (1982-88), Jordi Estadella y Míriam Díaz-Aroca (1991-93), Josep Maria Bachs (1993-94) y Luis Roderas (2004).

La primera etapa (1972-74) tuvo como máximos representantes al presentador peruano Kiko Ledgard (plagado de relojes y billetes de mil pesetas y siempre con los calcetines desparejados), al amargado Don Cicuta (Valentín Tornos), a las exuberantes secretarias Ágatha Lys y Aurora Claramunt y a la calabaza Ruperta. De la segunda etapa (1976-78) destacó una joven azafata, Victoria Abril.

MAYRA GÓMEZ KEMP

En la tercera (1982-88), Mayra Gómez Kemp sustituyó a Kiko (que se cayó del balcón de su casa en una arriesgada sesión fotográfica y nunca acabó de recuperarse). Y las Tacañonas (las hermanas Hurtado), que reemplazaron al desaparecido Tornos. Fueron años en que brillaron Nina, Silvia Marsó, Kim, Lydia Bosch…

En la cuarta etapa (1991-93), Chicho se inventó la doble presentación, con la alocada Míriam Díaz Aroca y el hierático Jordi Estadella. En 1993 otro catalán, el ‘filiprimero Josep Maria Bachs, accedió al cargo de presentador en un concurso que ya empezaba a notar los años, unos achaques que se hicieron tristemente evidentes en el 2004, con el último y frustrado intento de resucitar el mito -con Luis Roderas de presentador-, en una tele del siglo XXI que ya no era la suya. De hecho, el concurso perdió su esencia de divertimento puro, ya que la dirección de TVE intentó ‘inventar‘ un nuevo concepto cultural. Así, se presentó como ‘Un, dos, tres… a leer esta vez’. Y no funcionó.

HOMENAJE EN RTVE

Pero este final no puede ensombrecer todo lo que ha dado este gran espectaculo televisivo, al que TVE rinde un obligado homenaje. Así, este domingo, 24, La 2 emite el ‘Imprescindibles’ dedicado a Ibáñez Serrador (21.30 horas), y en el que intervienen Álex de la Iglesia y Juan Antonio Bayona, entre otros.

El lunes, 25, tras ‘Días de cine clásico’, La 2 recupera la entrega del ‘Un, dos, tres’ titulado ‘El mundo del circo’, el último de Kiko Ledgard y emitido el 30 de abril de 1973. Y el jueves, 28, después de ‘La matemática del espejo’, La 2 recupera el programa titulado ‘Las mil y una noches’, en el que el 20 de agosto de 1982 debutó Mayra Gómez Kemp.

El homenaje al ‘Un, dos, tres’ se completa en La 2 con el ‘Tesoros de la tele’ dedicado al ‘Un, dos, tres’ (miércoles 27, tras ‘Documáster’) y el ‘Cómo nos reímos’ con ‘Lo mejor del Un, dos, tres’ (sábado 30, a las 21.00). Y TVE-1 ofrece dos especiales de Viaje al centro de la tele’, el domingo, 24 (10.00).

EN INTERNET

Por su parte, RTVE Play ofrecerá un maratón especial el domingo, 24, día del aniversario. 12 horas, a partir de las 12 del mediodía, que recuperarán algunos de las entregas más emblemáticas de ‘Un, dos, tres…, responda otra vez’. Como el programa más antiguo conservado de 1972 y presentado por Kiko Ledgard, el estreno de la calabaza Ruperta, el primer programa presentado por Mayra Gómez Kemp y las hermanas Hurtado como Tacañonas, el debut de Nina, el de Jordi Estadella y Miriam Díaz Aroca y el programa de 1992, en el que se dio el mayor premio de la historia del programa.

Paralelamente, las redes sociales de RTVE publicarán hasta el domingo, 24, los momentos más míticos de las 10 temporadas de ‘Un, dos, tres…, responda otra vez’. Cómo empezó y cómo terminó, cabeceras y figuras claves como presentadores, azafatas, Tacañonas, cómicos… Además, someterán a famosos a algunas de las míticas pruebas del programa y harán una encuesta para saber si el ‘Un, dos, tres…, responda otra vez’ ha llegado a las nuevas generaciones. Todo comentado con el hashtag #50AñosUnDosTres.

close

¡Suscríbete!

¡No te pierdas ninguna actualización y mantente informado de todo lo que sucede en vamos a ver!