‘Tijeretazo’ de HBO Max a las series europeas

El ‘boom’ de las plataformas de tele no difiere al de cualquier otro gran éxito comercial. Y, como todos, sigue una típica evolución. Así, tras su aparición y espectacular crecimiento y proliferación mundial, el siguiente paso es la estabilización. Es decir, la burbuja deja de inflarse (llegan las fusiones y/o absorciones). Y a partir de ahí, empieza a desinflarse (menos competencia y por tanto cae la oferta desaforada). Y el primer ejemplo de esta inamovible ley del mercado lo ha dado HBO Max con un ‘tijeretazo’ a sus inversiones en series europeas. La conocida plataforma del grupo Warner ha anunciado, tras su fusión con el grupo Discovery, la suspensión de buena parte de sus proyectos en Europa. Es el primer ‘tijeretazo’ de una gran plataforma. Pero no será el único.

Este primer recorte de gastos europeos ha tocado de lleno a las producciones de los países nórdicos (Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia). Pero también Países Bajos, Turquía y España. Así, del catálogo español de HBO Max ‘desaparecen’ las series ‘Foodie Love‘, de Isabel Coixet; la comedia policíaca ‘Sin novedad‘, y ‘Por H o Por B‘, producción de la que ya existía el acuerdo de una segunda temporada. Eso sí, se mantienen (de momento) la segunda temporada de ‘30 monedas’ y los proyectos de ‘¡García!’ y ‘Pobre diablo’. Y de las producciones nórdicas destacan las desapariciones de las excelentes ‘Kamikaze’ y ‘Lujuria’.

WARNER: «SÍ, PERO NO ES PARA TANTO»

Al anunciar esta importante renuncia de inversiones, desde HBO Max Europe quisieron suavizar el golpe. Así, aseguraron que su compromiso con el mercado europeo “no ha cambiado. Seguiremos encargando contenido local en estas regiones, y seguiremos adquiriéndolo de terceros para distribuirlo en nuestros servicios de ‘streaming'». Es decir, mayoritariamente comprarán producto cerrado, pero no asumirán el riesgo de la producción total. Cabe recordar que la ley audiovisual de la UE obliga a las plataformas de países no europeos a dedicar un porcentaje -variable- de sus inversiones en producción del continente.

REVISIÓN DE GASTOS

Esta drástica decisión de recortar gastos (alrededor del 30% solo en España) es el resultado de una fusión histórica. En mayo de 2021, las multinacionales Warner y Discovery anunciaron su fusión. Y crearon una ‘superplataforma‘ para el mercado del ‘streaming’, capaz de competir de tú a tú con gigantes como Disney, Netflix y, también, Amazon Prime Video.

Logos de la nueva plataforma de Discovery y Warner con HBO
Logos de la nueva plataforma de Discovery y Warner con HBO

Para hacerse una idea de lo que reúne esta fusión, señalar algunas de las marcas que se van a ‘hermanar‘. HBO, Warner Bros., Discovery, DC Comics, Cartoon Network, Food Network, Turner Networks, TNT, TBS, Eurosport, Magnolia, TLC, Animal Planet… Y a esto hay que sumar los derechos de los JJOO en Europa.

De este modo, y sobre el papel, la fusión crea un grupo con cerca de cien millones de suscriptores, y un ‘músculo’ en inversiones de nuevas producciones de unos 20.000 millones de dólares al año (más que Netflix). Pero no todo es de color de rosa.

RECORTE MILLONARIO

Una de las consecuencias de cualquier fusión es la de racionalizar gastos. Es decir, evitar duplicaciones y coordinar inversiones. Eso significa que una parte debe ceder. Y en este aspecto la decisión ha sido recortar las inversiones de HBO Max Europe: un ‘tijeretazo’ en series. Así, se busca ahorrar unos 3.000 millones de dólares. En esta ‘racionalización coordinada de gastos’ también toca a los trabajadores. Se calcula que afectará a un millar de personas.

Pero además de la ‘coordinación de gastos e inversiones’, la nueva superplataforma Warner-Discovery está trabajando con una espada de Damocles que se cierne sobre este mercado: la saturación. El primer avisó lo dio la sonada caída de suscriptores de Netfix en el primer trimestre de este año. Parece que ya estamos tocando techo, y eso pone un poco más de tensión en la futura oferta de Warner y Discovery.

Esto, unido a la caída de las acciones tras la fusión (un 8,1% el pasado junio), y que el nuevo grupo acumulan una deuda conjunta de unos 55.000 millones de dólares, las razones del ‘tijeretazo’ se ve mucho más claro.

Parece evidente que la ‘burbuja’ de las plataformas se empiezan a desinflar. Y que HBO Max es el primer síntoma. Pero no será el único. Veremos cómo va ‘concentrándose’ y racionalizándose el mercado.

close

¡Suscríbete!

¡No te pierdas ninguna actualización y mantente informado de todo lo que sucede en vamos a ver!