Movistar+ analiza el drama de Britney Spears

El pasado mes de febrero, el canal de pago Odisea estrenó ‘Framing Britney Spears’, duro y polémico documental realizado por ‘The New York Times’ que analizaba la gloria y la actual hundimiento que sufre la cantante estadounidense Britney Spears. La que fuera una gran estrella con millones de fans lleva 13 años bajo la tutela de su padre, Jamie Spears. Y este miércoles, 23 de junio, ella tomará la palabra para declarar, por primera vez, sobre su custodia. Por este motivo, el canal #0 de Movistar+ (dial 7) estrena este mismo día ‘La batalla por Britney’ (21.00 horas), producción que reflexiona sobre la fama, los fans y el sistema de tutelaje en EEUU.

Imagen del documental de Movistar+ 'La batalla de Britney'
Britney Spears

Dirigido por el cineasta y periodista de investigación británico Mobeen Azhar, ‘La batalla por Britney’ sigue la estela de ‘Framing Britney Spears’: busca personas cercanas a la cantante para intentar entender qué es lo que está pasando con ella, sus hijos y, claro está, su fortuna.

TESTIMONIOS DIRECTOS

Así, en otoño de 2020, Mobenn Azhar viajó desde Los Ángeles a Kentwood, Louisiana, la ciudad natal de Britney, para desenredar las complejidades que rodean su tutela. Para ello, Azhar se metió de llenó en uno de los clubs de fans más apasionados por la cantante y creadores del movimiento #FreeBritney.

Así, el documental cuenta con los testimonios de ambos bandos, e incluye entrevistas nunca antes vistas con el maquillador de Britney Spears, Billy Brasfield; su excoreógrafo, Brian Friedman; el famoso bloguero Pérez Hilton y la abogada Lisa MacCarley, entre otros. 

“Fui a Los Ángeles en busca de la verdad de cómo Britney Spears, una de las mayores estrellas del pop del planeta, terminó bajo tutela -ha explicado el propio Azhar-. Me encontré en un mundo de abogados, superfans y paparazzi y pasé tiempo con muchas de las personas que han tenido un asiento en primera fila en la vida de Britney”. Según el director del trabajo, su documental “aprovecha la energía del movimiento #FreeBritney y cuestiona la industria, el ‘fandom’ y las leyes que facilitan el tutelaje”.

A sus 39 años, Britney Spears no tiene control sobre su vida. Tras sus sonados problemas y adicciones, la princesa del pop quedó bajo la tutela legal de su administradora y de su padre. Así, desde hace 13 años, no tiene control sobre sus finanzas ni potestad para tomar sus propias decisiones. 

close

¡Suscríbete!

¡No te pierdas ninguna actualización y mantente informado de todo lo que sucede en vamos a ver!