‘Hotel Fawlty’ cumple 40 años en España

Este miércoles, 3 de febrero, se cumplen 40 años de la inauguración en España de ‘Hotel Fawlty’, una de las mejores, más descacharrantes y brillantes telecomedias de la historia de la televisión. Creada por el genial John Cleese y -la por entonces- su mujer Connie Booth, esta producción de la BBC está considerada por el British Film Institute como la mejor serie de televisión británica de todos los tiempos.

‘Fawlty Towers’ (título original) se estrenó en la BBC el 19 de septiembre de 1975. Así, cuando llegó a España en 1981, ya era un ‘bombazo‘ de la tele británica. Se había vendido a medio mundo y tenía millones de fans. Entre ellos, figuras de la categoría del malogrado John Lennon (“¡Qué obra maestra!”) y el ‘violento’ director Martin Scorsese.

La trama de ‘Fawlty Towers’ se centraba en las patéticas peripecias del dueño de un pequeño hotel (John Cleese) por mantener un nivel exquisito de su modesto establecimiento, pese a incompetencia de sus empleados, que le ponían en situaciones tan absurdas como hilarantes.

“YO NO SÉ NADA, SOY DE BARCELONA”

Entre estos empleados destacaba Manuel, un camarero inmigrado de Barcelona (interpretado por un alemán, Andrew Sachs), en el que Cleese reflejó, con su corrosivo y acertado humor, la visión xenófoba que los ingleses tienen de los extranjeros, en general, y de los españoles, en particular.

Imagen de la serie de la BBC 'Fawlty Towers'
John Cleese y Andrew Sachs, en ‘Fawlty Towers’

Manuel era ingenuo, patoso… No tiene ni idea de inglés (base de sus gags) y, por tanto, es el destino de todas las ataques de ira del dueño del hotel (Cleese).

“Es de Barcelona”, repite constantemente el personaje de Cleese para justificar la incompetencia de Manuel. “Yo no sé nada, soy de Barcelona”, le ratifica continuamente Manuel en la serie. Por cierto, durante el rodaje, Sachs sufrió una conmoción cerebral y graves quemaduras por los gags en los que el irascible dueño del hotel lo vapuleaba.

“La única razón por la que situé el Manuel en Barcelona era porque en aquella época en Londres había muchos españoles que habían venido a trabajar de camareros“, explicó en una entrevista Cleese.

SERIE RECHAZADA

La serie fue inicialmente rechazada por la BBC al considerar que era una comedia llena de clichés y tópicos muy manidos. Y aburrida, si todo sucedía dentro de un hotel. Pero resultaba que la trama se inspiraba en un personaje real.

La persona en cuestión era Donald Sinclair, el dueño del Gleneagles Hotel. En mayo de 1970, Cleese y el resto del mítico grupo de cómicos de Monty Python se alojaron en este establecimiento mientras rodaban ‘Monty Python’s Flying Circus’.

Donald Sinclair, inspiración de la serie 'Hotel Fawlty'
Donald Sinclair

Durante su estancia, Cleese vio a Sinclair lanzar un cartel con los horarios de los autobuses cuando un cliente le preguntó por ellos, cómo tiraba por una ventana la mochila de su colega Eric Idle, al considerar que contenía una bomba (aunque Idle insistía que era un despertador), o cómo criticaba a su compañero Terry Gilliam por ser muy ‘americano’. Según Sinclair, cogía el tenedor con la mano equivocada. También consideraba ridículo que la gente bebiese a la hora de comer. Efectivamente, la realidad siempre supera la ficción.

EL HUMOR PATRIO DE TVE

Y con estos mimbres, y seis años después de su triunfante emisión en Gran Bretaña, empezó la historia de los 40 años de ‘Hotel Fawlty’ en España. Y no llegó con buen pie esta joya del humor. Por esos misterios hilos que mueven TVE, siempre muy sensible a la realidad política (Adolfo Suárez acababa de dimitir y se gestaba el golpe de Estado), la dirección de la tele estatal colocó la vitriólica comedia ‘Hotel Fawlty’ a las 16.15 horas (primer gag español). Y tras la emisión de unos pocos episodios, la serie desapareció (segundo gag).

Una posible razón a este misterio radique en la sorprendente adaptación que se hizo de ‘Hotel Fawlty’, y que es quizás más surrealista que la propia serie. Se ‘transformó’ la nacionalidad (y los consiguientes tópicos exagerados) de Manuel.

Algún ‘patrio’ directivo de TVE debió considerar que en España no existía un Manuel así. Y, por arte de birlibirloque, el socorrido doblaje hizo que Manuel pasase de español a ciudadano italiano: Paolo, de Nápoles. El resultado era tan patético como irrisorio, tal como puede comprobar en el siguiente vídeo.

Vídeo con el Manuel original de la BBC y el italiano de TVE

Y ‘Hotel Fawlty’ desapareció de TVE y nunca más se supo en España de esta gran comedia. Hasta 1986, cuando fue comprada por las televisiones autonómicas catalana (TV-3) y vasca (ETB).

DE CATALÁN A MEXICANO

Como era de esperar, la televisión vasca no tuvo el más mínimo problema para emitir la serie con el Manuel original español, y mantener así la imagen poco amable hacia el personaje que ofrecía la trama. ¿Qué hubiera pasado si ese Manuel hubiera sido un español de Bilbao? Nunca se sabrá, pero seguramente algo similar a lo que pasó en la catalana TV-3.

Es de suponer que el hecho que fuese español no era el problema en TV-3, pero sí el que fuera catalán de Barcelona. Y, claro, esta tele autonómica, y nacionalista, planteó el ‘problema’ con la misma óptica corta de miras que el patrio directivo de TVE. Pero en esta ocasión, Manuel pasó de ser italiano a mexicano. Exactamente de Jalisco.

Y así, el 17 de junio de 1986, ‘Fawlty Tower’ se estrenó en Catalunya con un Manuel reubicado según el patrón de corrección política establecido en TV-3. ¿Chirría mucho el cambio de nacionalidad en la versión de TV-3? En este vídeo se puede comprobar.

Vídeo con el Manuel mexicano de TV-3

Podría decirse que la ‘adaptación’ mexicana de Manuel está, técnicamente, más lograda que la italiana. Pero al margen de este importante detalle, a diferencia de TVE, la serie sí se convirtió, como en el resto del mundo, en un gran éxito de la tele catalana. Eso explica que la haya repuesto hasta la saciedad. Y hoy en día aún se puede disfrutar –con el Manuel mexicano- en la cadena privada autonómica 8TV (Grupo Godó).

Esos han sido los 40 años de ‘Hotel Fawlty’ en España. Veremos cómo son los próximos 40.

close

¡Suscríbete!

¡No te pierdas ninguna actualización y mantente informado de todo lo que sucede en vamos a ver!