Fernando Fernán Gómez y la tele, en su centenario

Este sábado, 28 de agosto, se cumplen cien años del nacimiento de Fernando Fernán Gómez. Su brillante carrera como novelista, dramaturgo, actor, guionista, director de cine, de teatro, de televisión… Y también miembro de la Real Academia Española, hacen de este personaje uno de los más importantes y polifacéticos artistas españoles del siglo XX. El centenario de Fernando Fernán Gómez está siendo centro de atención en todos los ámbitos culturales en los que ha trabajado en sus casi 70 años de vida profesional. Y de entre todos estos ámbitos, destaca especialmente en el actor de cine. Desde su debut ante las cámaras en 1943 (en la cinta ‘Cristina Guzmán, profesora de idiomas‘), Fernán Gómez participó en más de 200 películas. Y en una treintena fue el director.

Este inmenso currículo cinematográfico, que fue galardonado con un total de seis premios Goya, deja en un segundo plano el no menos interesante trabajo de Fernán Gómez en la televisión, medio en el que fue uno de los pioneros cuando en España solo había una cadena. Pese al triste blanco y negro que imponía tanto la tecnología como la dictadura franquista, Fernán Gómez fue uno de los profesionales que supo iluminar la pequeña pantalla con pequeños grandes clásicos.

EL DEBUT EN TELEVISIÓN

La carrera televisiva de Fernán Gómez empezó en TVE en 1968, cuando él ya era un ‘veterano‘ (47 años) de teatro y cine. Por eso, empezó por arriba: como protagonista de ‘Fábulas‘, una serie dirigida por Jaime de Armiñán que adaptaba, en 13 episodios de 45 minutos, otras tantas fábulas de Félix María de Samaniego. Junto a Fernán Gómez aparecían ‘clásicos’ de la categoría de Antonio Ferrandis, Lola Herrera, Fernando Rey, Julia e Irene Gutiérrez Caba, Amparo Baró

Tan contento quedó Armiñán con Fernán Gómez, que apenas tres años después repitió con la misma idea, pero con otro planteamiento: ‘Del dicho al hecho. Esta serie cambiaba las fábulas por refranes y, a partir de ellos, crear una ficción. Los refranes adaptador eran del tipo ‘Madre pía, daño cría’, ‘El que a hierro mata a hierro muere’, ‘En boca cerrada no entran moscas’…

Antes de ‘Del dicho al hecho’, Fernán Gómez intervino en ‘El alcalde de Zalamea’ de ‘Estudio 1′ (1968) y protagonizó el telefilme ‘La última cinta‘ (1969), adaptación del monólogo de Samuel Beckett ‘La última cinta de Krapp’, y que dirigió Claudio Guerín.

SU PRIMER GRAN ÉXITO

Su primer gran éxito televisivo fue en 1973 con ‘Juan Soldado‘, adaptación libre del cuento ‘Juan Sin Miedo‘. Este mediometraje de corte fantástico fue una de las primeras producciones de TVE rodadas en color, cuando la mayoría de los televisores eran aún en blanco y negro. Pero la política franquista estaba en aquellos años muy interesada en blanquear su imagen internacional (como demostró en el Festival de Eurovisión). Así, aprobó una mayor inversión en esta producción e incluso relajó el nivel de censura. El resultado final fue que ‘Juan Soldado ganó el Premio del Festival de Praga.

Eso sí, cuando este telefilme se emitió en España se acabaron las ‘veleidades‘: se estrenó a las once de la noche, del 24 de octubre de 1973, y con varias secuencias censuradas.

‘Juan Soldado’ tenía como coprotagonista a una joven actriz catalana, Emma Cohen (27 años), quien se convertiría en la pareja sentimental de Fernán Gómez (2000-07), quien entonces tenía 52 años.

A pesar de las trabas de la dictadura, el excelente resultado final y la buena aceptación que tuvo este telefilme entusiasmaron a Fernán Gómez y TVE. Esto facilitó la aprobación de un proyecto propio que el actor ya llevaba tiempo dándole vueltas: adaptar la novela picaresca en una serie televisiva. Y así fue como nació en 1974 uno de las producciones históricas de la tele española: ‘El pícaro’.

‘EL PÍCARO’

Escrita, dirigida y protagonizada por Fernán Gómez, ‘El pícaro’ era una serie de 13 episodios de media hora ambientados en la España del siglo XVII. La trama se centra en Lucas Trapaza, un pícaro que hace lo que sea con tal de no trabajar, y que se inspira en personajes similares de escritores del Siglo de Oro (Cervantes, Quevedo, Alemán…).

Esta serie reúne a una de los más completos y variados elencos de artistas españoles. Incluso aparece Javier Bardem interpretando de niño al personaje principal de Alonso de Baeza (Juan Ribó).

A mediados de los 70, Fernán Gómez centró su carrera más en el cine. Por eso, en la pequeña pantalla solo aparece como actor invitado para, claro está, para dar brillo y esplendor a producciones que buscan dejar huella. Y de este modo aparece en series de la categoría deFortunata y Jacinta(1980), una nueva versión de ‘El alcalde de Zalamea (1981), ‘Ramón y Cajal‘ (1982), Los desastres de la guerra (1983), ‘Las pícaras’ (1983), ‘Juncal‘ (1989) y ‘La mujer de tu vida‘ (1988).

En la década de los 80, Fernán Gómez solo protagonizó una serie en TVE, ‘El jardín de Venús‘ (1983). En esta producción, basada en clásicos de la literatura erótica que dirigió José María Forqué, tuvo como coprotagonista a la hija del director, Verónica Forqué. También trabajaban jóvenes valores, como Adriana Ozores y Ana Torrent.

MENDIGO EN ‘FARMACIA DE GUARDIA’

En los años 90, las intervenciones de Fernán Gómez en la televisión fueron pocas, pero memorables. En 1992 fue la estrella invitada del episodio navideño de ‘Farmacia de guardia‘, una de las grandes series de la historia de la televisión española, y el primer gran éxito de la televisión privada. En el episodio ‘Esta noche es Nochebuena‘, Fernán Gómez encarna a un mendigo que cena la noche de Navidad con los protagonistas de la serie. Un papel que el veterano actor borda y que recuerda sus mejores interpretaciones como el ‘pícaro’ por excelencia de la escena española.

Su penúltimo trabajo televisivo fue sin duda el mejor colofón para un actor de su categoría,Los ladrones van a La Oficina(1993). Esta comedia de la cadena privada Antena 3 era un homenaje a todo una época del cine español de pícaros contemporáneos. Y en ella trabajó lo más granado del audiovisual español. Quizás los mejores actores españoles del siglo XX: Fernando Fernán Gómez, José Luis López Vázquez, Manuel Alexandre y Agustín González. A estos se unía esporádicamente en la serie otro grande: Paco Rabal.

‘LOS LADRONES VAN A LA OFICINA’

La trama de ‘Los ladrones…’ se situaba en el bar ‘La Oficina’, regentado por Pruden (Anabel Alonso) y Smith (Antonio Resines), y que era el cuartel genera de un grupo de ladrones de la vieja guardia que lideraba Don Anselmo (Fernando Fernán Gómez). Con él estaban Escabeche (José Luis López Vázquez) y el Anticuario (Manuel Alexandre). Y a este equipo de amantes de lo ajeno los vigila el comisario García (Agustín González).

El productor de esta comedia, que fue galardonada con el Premio Ondas, era Miguel Ángel Bernardeau, profesional que ha pasado a la historia como el creador de la ‘inmortal’ serie ‘Cuéntame cómo pasó‘, la producción más premiada y longeva de la historia de la televisión en España.

EL ADIÓS Y EL HOMENAJE

Y precisamente en ‘Cuéntame…’ fue donde Fernán Gómez se despidió en la misma televisión en la que, 33 años antes, debutó: TVE. En la primera temporada de esta serie protagonizada por Imanol Arias y Ana Duato, Fernán Gómez encarnó a Don Venancio, el severo cura de la parroquia de San Genaro, que daba la catequesis a Carlitos (Ricardo Gómez). En la trama, su personaje dejaba la iglesia por su débil estado de salud. Y nunca más se supo del personaje. Hasta noviembre de 2007.

Al final del capítulo 151 de ‘Cuéntame…’ que se emitió días después de la muerte de Fernán Gómez (21 de noviembre de 2007), la serie homenajeó al actor a través del personaje de Carlitos, que recordaba a su añorado maestro de su infancia.

close

¡Suscríbete!

¡No te pierdas ninguna actualización y mantente informado de todo lo que sucede en vamos a ver!