Rupert Murdoch cumple 90 años al frente de la Fox

Este jueves, 11 de marzo, el último gran magnate de la televisión Rupert Murdoch cumple 90 años de edad. Y sigue en activo. El dueño, entre otros medios de comunicación, de la controvertida televisión estadounidense Fox News, mantiene su nivel de actividad, dispuesto a seguir buscando nuevas oportunidades en un mercado desmesurado que le acosa, pero que no lo doblega. Por ejemplo, el nonagenario presidente ejecutivo de News Corp y copresidente de Fox Corporation cerró en febrero un acuerdo de contenido global con la ‘jovencita’ Google, por el que crearán una plataforma de noticias por suscripción. Y aún tiene más ideas que llevará a cabo, si la genética cumple sus leyes: su madre, Dame Elisabeth, vivió hasta los 103 años.

Rupert Murdoch
Rupert Murdoch

Murdoch (Melbourne, Australia, 1931) vio nacer la televisión y formó parte del repóquer de visionarios que hicieron crecer la pequeña pantalla hasta ser el centro del mundo del siglo XX. El XXI ya es de internet. Fueron seis los ‘media mogul’ (magnates de medios de comunicación) que definieron en el siglo XX el negocio audiovisual. El alemán Leo Kirch (Kirch-Gruppe), el italiano Silvio Berlusconi (Mediaset), el estadounidense Ted Turner (CNN), el mexicano Emilio Azcárraga (Televisa), el brasileño Roberto Marinho (Globo) y el australiano, con pasaporte estadounidense, Rupert Murdoch (Fox).

Antes de ponerse las ‘antenas’, Murdoch amasó una fortuna heredando, y relanzando, los periódicos que editaba su padre en Adelaida (Australia). Tras consolidarse como el primer editor de su país, empezó a comprar cabeceras del que consideraba mercado central de la prensa escrita: Gran Bretaña. Así, en 1968 compró ‘The Sun’ y ‘News of the World’ (edición dominical de ‘The Sun’), unos periódicos tabloides. Es decir, productos sensacionalistas y muy populares y populistas. Quizá demasiado.

En 1981 adquiere ‘Times’ y ‘Sunday Time’ y en 1987, ‘Today’. Cuando ya tenía un floreciente imperio de comunicación escrita como base de su imperio, se lanzó a la conquista del nuevo y efervescente mercado audiovisual. En 1985 compró los estudios de cine 20th Century Fox y, también, varias televisiones locales de EEUU. Estas le permitieron crear una nueva cadena televisión para todo el país: Fox.

Esta nueva tele ya tenía entretenimiento (películas y series de la 20th Century Fox) y estructura informativa (toda la red de periódicos de Murdoch). Solo faltaba la línea editorial. Y esta quedó clara desde el principio: marcadamente conservadora y republicana. Quizá, también, demasiado marcada.

Pero la Fox es solo una parte del negocio audiovisual. Murdoch intuye más posibilidades con la nueva televisión por satélite. Así, en 1989 lanza en Europa Sky Television para, un año después, formar BSkyB. Con este conglomerado, en 1992 provocaría un auténtico tsunami que cambió las reglas del mercado audiovisual: compró los derechos de emisión de la Premier League, para incorporarlos en exclusiva a la televisión de pago por satélite. Empezaba un nuevo orden mundial.

Rupert Murdoch con John F. Kennedy
Rupert Murdoch con John F. Kennedy

El siguiente paso en el mercado de la tele por satélite era muy ambicioso: comprar a su rival Ted Turner la prestigiosa CNN. Pero Turner optó por asociarse con la todopoderosa Time Warner. Un contratiempo, pero positivo: potenció Fox. Así, en 1996 creó Fox News, cadena de solo noticias, al estilo de la CNN. Nunca se sabrá qué hubiera pasado si hubiese podido comprar la CNN. Lo que sí se sabe es que, en 2016, Fox News fue en el canal por cable más visto de EEUU. Eso sí, este mes de enero quedó tercera, superada por sus dos enemigos, CNN y MSNBC.

Con la compra en 2007 de Dow Jones (propietario del prestigioso ‘Wall Street Journal’), por 5.000 millones dólares, el imperio de Murdoch alcanzó su cénit. Pero a partir de ahí empieza a declinar. Un declive primero de prestigio, por un escándalo causado por una mala praxis profesional.

Todo empezó a hundirse cuando, en enero de 2007, el corresponsal de casa real del ‘News of the World’, Clive Goodman, es encarcelado durante cuatro meses por escuchar los mensajes de voz del secretario de prensa del príncipe Carlos y de dos funcionarios que trabajaban para los príncipes Guillermo y Enrique. Así se descubrió la red de escuchas telefónicas a políticos, famosos y ciudadanos anónimos de este periódico de Murdoch. El escándalo provocó una reacción en contra del magnate, y puso en jaque su imperio. Así, y tras 168 años de vida, el 10 de julio de 2011 se vio obligado a cerrar ‘News of the World’.

Rupert Murdoch con Ronald Reagan
Rupert Murdoch con Ronald Reagan

Pero hubo más daños colaterales: frustró la compra del 100% del capital de BSkyB, la mayor plataforma digital del Reino Unido, valorada en 15.000 millones de dólares. Además, Murdoch tuvo que dividir su imperio. Por un lado quedaron los activos de periódicos (News Corp) y, por el otro, los activos de transmisiones (21st Century Fox).
Quizá estes reveses le dolieron más que la humillante escena que vivió ante un comité de parlamentarios cuando era interrogado por la piratería telefónica: recibió un pastelazo de espuma de afeitar en plena cara.

Seguramente esa crisis de prestigio y económica llevó a Murdoch a vender en 2017 la mayor parte de 21st Century Fox a Disney, por unos 71.000 millones de dólares. Cabe señalar que, con el gran catálogo que consiguió en esta adquisición, Disney ha lanzado este año la marca Star, dentro de su plataforma Disney+.

Murdoch gana dinero, pero pierde peso en el inmisericorde mundo de las grandes corporaciones. Y esa falta de músculo le impidió hacer frente a la oferta conjunta de Comcast (NBCUniversal, Time Warner Cable) y Disney para hacerse con el control de Sky en toda Europa, por 30.000 millones de libras. De esta forma el magnate perdió uno de sus más preciados bienes. Más dinero, sí, pero cada vez más liviano en el mercado.

Y llegamos a 2021, año en el que la joya de la corona de Murdoch, Fox News, debe afrontar una querella de 2.700 millones de dólares por difamación. El pasado mes de febrero, Smartmatic, proveedora de tecnología electoral en el recuento de votos en EEUU, presentó la demanda contra la cadena amiga de Trump (quizá demasiado amiga) y tres de sus más aguerridos periodistas/trumpistas: Maria Bartiromo. Lou Dobbs y Jeanine Pirro.

En el escrito que presentó ante el Tribunal Supremo de Nueva York, Smartmatic considera que Fox News y sus periodistas propagaron la falsedad de que esta empresa propició un fraude electoral que sirvió para derrotar a Trump.
Esta querella puede ir para largo, pero los allegados de Murdoch dicen que no se arredra, y que seguirá al frente de su deteriorado imperio en su intento de relanzarlo, pese a evidente falta de peso en un mercado en el que el pez grande devora al pequeño.

Fox está valorado en 22.000 millones de dólares, mientras que rivales como Disney y AT&T llegan a los 350.000 y 200.000 millones de dólares, respectivamente. Pero tiempo tiene Murdoch…, si la genética cumple con sus leyes hereditarias.

close

¡Suscríbete!

¡No te pierdas ninguna actualización y mantente informado de todo lo que sucede en vamos a ver!