El crimen de la Guardia Urbana, a Netflix con Úrsula Corberó

Era cuestión de tiempo. Y finalmente, ha sido Netflix la que se ha llevado a su catálogo el crimen más mediático de los últimos años. Así, Netflix anunció en julio, que ya estaba preparando una serie de ficción basada en una escabrosa historia real, popularmente conocida como el crimen de la Guardia Urbana de Barcelona. Y dos meses después, Netflix ha anunciado que este 19 de septiembre inicia el rodaje en Barcelona de esta producción, que lleva por título ‘El cuerpo en llamas’, y tiene como protagonistas a Úrsula Corberó (‘La casa de papel’) y Quim Gutiérrez (‘El vecino’).

Netflix ya adelantó que ‘El cuerpo en llamas’ es un ‘thriller psicológico‘ producido por Arcadia (‘No habrá paz para los malvados’, ‘Blancanieves’…), que dirigirán Jorge Torregrossa (‘Fariña’, ‘Intimidad‘) y Laura Mañá (‘Un novio para mi mujer). El guion corre a cargo de Laura Sarmiento (‘Intimidad’, ‘Matadero’).

TRIÁNGULO AMOROSO TÓXICO

El jueves, 4 de mayo de 2017, una llamada telefónica al 112 puso sobre aviso a los Mossos d’Esquadra de que un coche está ardiendo en una pista forestal cerca del Pantano de Foix, a unos 60 km de Barcelona. Cuando la policía catalana llega al lugar descubre que, en el maletero del vehículo, hay un cadáver calcinado. Aquí empieza uno de los casos de crónica negra que más han seguido los medios de comunicación y más ha fascinado al a opinión pública debido a la rocambolescas historias que se iban descubriendo, a medida que la policía investigaba: un triángulo amoroso -y tóxico- entre tres agentes de la Guardia Urbana de Barcelona.

El cadáver calcinado era el de Pedro Rodríguez, agente de la Guardia Urbana de Barcelona de 38 años. Y los acusados de haberlo asesinado, y quemado para borrar las huellas, eran su novia, Rosa Peral, y el amante de ella, Albert López. Ambos también agentes de la Guardia Urbana, y con un historial en el cuerpo con varias incidencias polémicas.

CULPABLES DE ASESINATO

En el mediático juicio, que empezó en febrero de 2020, Peral acusó a López de haber matado a su novio por celos. Y López acusó a Peral de haberlo matado porque la había agredido y, posteriormente, pedirle ayuda para deshacerse del cadáver. A finales de marzo de 2020, un jurado popular consideró a Peral y a López culpables del asesinato con traición. Fueron condenados a 25 y 20 años de cárcel respectivamente. A Peral se le añadieron cinco años más por el agravante de parentesco.

El espectacular interés que despertó este caso quedo reflejado en la serie documental de TV-3 ‘Crims’. Este programa, del género ‘true crime‘, logró récords de audiencia con una serie de cuatro capítulos sobre el crimen. Un éxito que se plasmó en el ‘salto’ de ‘Crims’ a toda España, a través de Movistar+. Esta la plataforma la reestrenó con el título de ‘Crímenes’.

Y tras la versión documental, llegará a través de Netflix la versión dramatizada del crimen de la guardia urbana.

LA VERSIÓN DE NETFLIX

Úrsula Corberó y Quim Gutiérrez interpretan a Rosa y Albert, los dos agentes de policía protagonistas de esta historia. Completn el reparto José Manuel Poga (‘La casa de papel’), Isak Férriz (‘Bajocero’) y Eva Llorach (‘Quién te cantará’), entre otros.

La trama de la miniserie de Netflix se sitúa en mayo de 2017. El cadáver de un hombre aparece calcinado en el interior de un coche en el pantano de Foix, en Barcelona. Se trata de Pedro (José Manuel Poga), un agente policial. El suceso despierta rápidamente el interés de la opinión pública, y más a medida que la investigación va revelando una red de relaciones tóxicas, engaños, violencia y escándalos sexuales que involucran a Pedro y dos de sus compañeros policías: su pareja Rosa (Úrsula Corberó) y el exnovio de ésta, Albert (Quim Gutiérrez).

close

¡Suscríbete!

¡No te pierdas ninguna actualización y mantente informado de todo lo que sucede en vamos a ver!