David Hasselhoff subasta su vida televisiva

Más que una vida de película, David Hasselhoff tiene una vida de televisión: fue una de las grandes estrellas de la pequeña pantalla de los años 80 y 90 del siglo pasado gracias a dos series que ya son parte de la historia de la tele, ‘El coche fantástico’ (1982-86) y ‘Los vigilantes de la playa’ (1989-00). Y muchos de los objetos del ‘atrezzo’ de estas dos producciones son las estrellas de una subasta. En la puja, este actor y cantante estadounidense de casi dos metros de altura ofrece al mejor postor recuerdos de su casi medio siglo de carrera profesional.

Y algunas de las piezas que Hasselhoff subasta son puros tesoros para los amantes de la cultura pop: el auténtico automóvil parlanchín de ‘El coche fantástico’ (un espectacular Pontiac Firebird Trans-Am V8) y piezas originales que utilizó en ‘Los vigilantes de la playa’ (bañadores, flotadores, chalecos salvavidas…).

También destaca en la inmensa relación de productos que subasta (ocupan siete páginas en la web donde se ofertan las piezas) una fascinante réplica gigante del actor de más de cuatro metros. Esta peculiar pieza se utilizó en ‘Bob Esponja: La Película’ (2004).

En esta producción cinematográfica (que nace de un gran éxito televisivo) se rinde homenaje al vigilante de la playa Hasselhoff: con su icónico bañador bermudas rojo, aparece en el filme ayudando a Bob Esponja y Patricio a llegar al fondo del mar.

Todos los objetos que entran en la subasta se pueden ver -y también pujar por ellos- en la web https://www.liveauctioneers.com. Hay tiempo para estudiar las pujas y decidir qué es lo que puede interesar, pero no hay que dormirse: la subasta se celebra el próximo 23 de enero.

Además del coche fantástico y la figura gigante, la subasta incluye una gran cantidad de productos ‘menores’: vestuario, premios, guiones, juguetes, artículos autografiados, fotos, discos… Por poco bien que vaya la subasta, el actor se puede embolsar una importante cantidad de dinero.

Web de la subasta de objetos del actor David Hasselhoff
Web de la subasta de David Hasselhoff

Pero Hasselhoff ya ha anunciado públicamente que una buena parte de de las ganancias de esta subasta las donará a las dos organizaciones caritativas que este artista de 68 años ha fundado: Race for life (Carrera por la vida), que recauda dinero para niños enfermos, y el Club Hasselhoff, para ayudar a niños con cáncer.

LA ESTRELLA

La estrella de la subasta es KITT (Knight Industries Two Thousand), nombre que recibe el coche fantástico, un divertido ejemplo de lo que en los años 80 se entendía la Inteligencia Artificial: el ‘cerebro’ de este Pontiac Firebird era una computadora autoconsciente, con capacidad de hablar e interactuar; e incluso mostrarse sardónico con el personaje que interpretaba Hasselhoff (Michael Knight), una especia de Robin Hood sobre ruedas que iba por las carreteras ‘desfaciendo entuertos’ e injusticias.

Como es lógico, la IA de este coche no es tan fantástica como pintaba la serie, pero la impresionante línea del modelo Pontiac y su historia televisiva hace que sea el gran reclamo de la subasta. Y tal como va la puja, superará con creces el millón de dolares.

Hay un aliciente añadido: si la oferta ganadora “excede el 25% del precio de reserva (975.000 dólares), el propio Hoff (tal como Hasselhoff se presenta) entregará en persona automóvil al nuevo propietario”. Por cierto, este Pontiac está actualment a buen recaudo en un garaje de Inglaterra, por lo que traerlo a España no seria tan caro como desde EEUU,

close

¡Suscríbete!

¡No te pierdas ninguna actualización y mantente informado de todo lo que sucede en vamos a ver!