‘Crónicas de un pueblo’, 50 años del ‘pelotazo’ franquista

En 1965 nació Televisión Española (TVE), medio de comunicación que se convirtió en el principal canal de masas que la dictadura franquista utilizó para blanquear su imagen y promocionarse. El indudable impacto de la única tele que había en España facilitó su función propagandística. Y no solo en los informativos, sino también en la ficción. Así fue como el por entonces ministro subsecretario de la presidencia, el almirante Luis Carrero Blanco (uno de los más fieles al dictador) planteó una serie que, en su trama, ‘promocionase’ las ‘bondades’ de las leyes franquistas. La ‘sugerencia’ la puso en marcha el director general de TVE, el ‘pre-democrático’ Adolfo Suárez. Y este sábado, 18 de julio, se cumplen 50 años del estreno de ‘Crónicas de un pueblo’.

Esta serie nació como panfleto franquista, pero que, para sorpresa de todos, se convirtió en un gran éxito de audiencia que eclipsó sus indeseables objetivos propagandísticos. Pero incluso así, fue la serie favorita del dictador.

Entrada de ‘Crönicas de un pueblo’

Una suma de circunstancias hicieron que ‘Crónicas de un pueblo’ se convirtiera en uno de los primeros ‘pelotazos‘ de la historia de la televisión en España. Primero, que se emitió en la única tele que existía en 1971, lo que aseguró una audiencia potencial de más de 30 millones de personas en la hora punta (los domingos por la noche). Y, sobre todo, que el proyecto cayó en un grupo de jóvenes profesionales con un talento artístico que iba mucho más allá de la árida función política que tenía encargada la historia.

EL SECRETO: ANTONIO MERCERO

Al frente del proyecto estaba nada menos que Antonio Mercero, un director que, con los años, se consagraría con producciones televisivas de la categoría de ‘Verano azul’, ‘Turno de oficio’, Farmacia de guardia’… Y del desasosegante mediometraje ‘La cabina’ (1972). ‘La cabina’ fue la primera producción española galardonada con el Premio Emmy Internacional,

'I could easily fall in love with you', "Podría enamorarme fácilmente de ti", de Cliff Richard and The Shadows. Fue la sintonía de la serie de TVE 'Crónicas de un pueblo'

Música de Cliff Richards

La brillante sintonía de ‘Crónicas de un pueblo’ es uno de los aspectos que más han calado en memoria de muchas generaciones. Al impacto que ya causó como música de presentación de la serie se sumó el hecho de que fue la sintonía de ‘Protagonistas‘ (1973-2013). Este magacín radiofónico de Luis del Olmo es uno de los programas más longevos (40 años en antena)) e importantes de la historia de la radiodifusión española.


Lo que quizá no saben muchos de los espectadore y radioyentes es que esta música es una adaptación instrumental de ‘I could easily fall in love with you’ (‘Podría enamorarme fácilmente de ti’). La canción la popularizó en 1964 Cliff Richard and The Shadows. El joven ‘popero’ Cliff Richard fue sin querer el banderín de enganche de una serie de la propaganda franquista. Régimen que estuvo detrás de su derrota en Eurovisión. Su exitosa ‘Congratulation‘ perdió por un punto ante el ‘La, la, la’ de Massiel.

PERSONAJES CERCANOS

Mercero supo crear una historia que trascendia la obligada referencia al dictatorial ‘Fuero de los Españoles’. Lo hizo creando historias cercanas, con personajes con alma y personalidad, que permitieron una identificación total con el español medio de los 70. Así, la mayoría de los actores de la serie pasaron a ser muy populares durante décadas. Eso sí, quedaron marcados (para bien y para mal) con sus personajes.

La trama de ‘Crónicas de un pueblo’ se situaba en el día a día de la ficticia localidad castellana de Puebla Nueva del Rey Sancho, donde tenían principal relevancia los tradicionales representantes franquistas de la autoridad: el alcalde, el cura, el cabo de la Guardia Civil y el maestro. También tenían un papel destacados personajes que daban el punto entrañable y ‘castizo‘ de los guiones. El alguacil, el cartero, el conductor del autobús, la boticaria y los niños de la escuela. Y con estos mimbres, tejió su primer gran éxito seriado de TVE, que se estreno, como era de esperar, el ‘día del aniversario del glorioso alzamiento nacional’, el 18 de julio de 1971, y se despidió el 14 de febrero de 1974. Y además de audiencia, logró todos los premios de la época: Antena de Oro (1971), el Ondas (1972) y el TP de Oro (1972).

LOS PROTAGONISTAS
Actores de la serie de TVE 'Crónicas de un pueblo'
Actores de ‘Crónicas de un pueblo’
  • Emilio Rodríguez, encarnaba a don Antonio, el maestro, hombre serio y amable que enseñaba con fruición el ‘Fuero de los Españoles’. El papel lo bordó Rodríguez, que reunía todos los valores necesarios para ser el gran actor del régimen. Fue un militante falangista que luchó en la guerra civil y fue a Rusia como voluntario en la División Azul. Tras su brillante etapa militar, accedió al Cuerpo Superior de Policía como inspector. De 1945 a 1968 simultaneó sin problemas su trabajo como policía y actor. faceta esta última en la que participó en más de 80 películas.
  • Fernando Cebrián era don Pedro, el alcalde. Todo lo contrario que Rodríguez, Tenía 10 años cuando su familia tuvo que huir a Francia al final de la guerra civil por miedo a las represalias del bando nacional. Cebrián empezó su carrera en el teatro de la mano de Nuria Espert, y en 1956 debutó en el cine, medio en el que trabajó con directores destacados como Luis Buñuel (‘Tristana‘). Aunque también protagonizó películas como ‘Rumbo a Río’ (1963), filme a mayor gloria de la niña prodigia Marisol.
DOS CURAS Y UN PUEBLO
  • Francisco Vidal era don Marcelino, el cura. En el episodio 2 apareció un cura llamado Feliciano, al que daba vida el mismo Antonio Mercero. Fue una solución de emergencia ya que el actor no apareció. Pero a partir del tercer capítulo se incorporó Francisco Vidal, que es quien logró una gran popularidad en el papel del afable y entregado Marcelino. Francisco Vidal es un actor de teatro, pero tiene una larga carrera televisiva como actor secundario. ‘¡Ay, Señor, Señor!’, ‘Este es mi barrio’, ‘Cuéntame…’, ‘Amar es para siempre’, ‘La Señora’, ‘El secreto de Puente Viejo’ y la película ‘El laberinto del fauno’ (también como sacerdote) son algunas de las producciones en las que ha aparecido.
  • Jesús Guzmán encarnaba a Braulio, el cartero. Es el mejor ejemplo de lo que significa quedar marcado de por vida por un personaje. Hijo de actores y con una destacada carrera teatral, debutó en el cine ‘Manolo, guardia urbano’, película en la que ya dejó claro su registro cómico y que lo consagró en ‘Crónicas de un pueblo’. A sus 95 años, sigue siendo el cartero de Puebla Nueva del Rey Sancho.  
  • Antonio P. Costafreda encarnaba a Goyo, el alguacil. Actor secundario, se hizo popular gracias a la serie de Mercero, quien lo recuperó para algunos episodios de ‘Verano azul’ y ‘Farmacia de guardia’. ‘La escopeta nacional’ y el ‘show’ de TVE ‘Cruz y Raya.com’ (2000-04) han sido otras producciones destacadas en las que ha intervenido.
GRANDES SECUNDARIOS
  • Rafael Hernández era Dionisio, el conductor del autobús. Hernández llegó a la interpretación por casualidad. Él  era motorista de la policía municipal de Madrid, y le pidieron que interviniera en la película ‘Manolo, guardia urbano’, en la que coincidió con Jesús Guzmán… Cosas del cine… Mercero tambiçén lo contrató para ‘Verano azul’ y ‘Farmacia de guardia’, aunque sus trabajos hubo de todo: de la costosísima ‘La forja de un rebelde’ a la controvertida ‘El sexólogo’. Su último trabajo en televisión fue en la serie de Berlanga ‘Villarriba y Villabajo’.
  • Tito García interpretaba a Benito, dueño del bar. Este fornido actor salmantino, que empezó como torero, debutó ante las cámaras en la película de Marujita Díaz ‘Pelusa’ (1960), trabajo con el que empezó una gran carrera como secundario, en la que destacó por sus trabajos de ‘malo’ en los ‘spaguetti westerns’. Como algunos de sus compañeros de ‘Crónicas de un pueblo’, Mercero también lo hizo aparecer esporádicamente en ‘Farmacia de guardia’.
  • Xan das Bolas aparecía como Camilo, pastor y barrendero. Otro gran actor de variedades y secundario indispensable en la historia del cine español. Trabajó con los mejores directores (como Berlanga y Bardem) y, tras triunfar en ‘Crónicas de un pueblo’, también destacó en la serie ‘El pícaro’, junto a Fernando Fernán Gómez.
  • Paco Marsó, como el médico don Francisco. Pues sí, antes que productor teatral de gran éxito, el que fuera marido de Concha Velasco hizo sus pinitos como actor en producciones como ‘Crónicas de un pueblo’, en la que trabajó en esporádicamente.
LOS NIÑOS DEL PUEBLO

Al margen de los actores principales, también tuvieron una gran importancia en el éxito de la serie el trabajo de los niños, un tipo de interpretación nada fácil, pero en el que Mercero demostró su gran sensibilidad y buen hacer. Aquí se puede empezar a ver el gran trabajo de dirección de Mercero con los niños, que se consagró con la histórica ‘Verano azul’.

Emilio García (como Juanito, hijo de Dionisio), Pablo Miyar (Manolo), Jose M. Aguado (Angelito) y Esther Dobarro (Maria) fueron los niños más destacados del grupo de la serie, unos jóvenes protagonistas que, si algo recuerdan de aquella etapa, fue lo que significa ser famoso: no podían ni salir a la calle.

De aquel grupo, algunos han continuado relacionados con la profesión. Así, Pablo Miyar trabajó como compositor y ambientador musical de TVE, y José Miguel Aguado fue realizador, también en TVE (‘España directo’).

UN PUEBLO LLAMADO SANTORCAZ

La serie se rodó en Santorcaz, un pueblo poco conocido a 50 kilómetros de Madrid. Apenas tenía 800 habitantes (actualmente tiene unos 900), por lo que permitía al equipo de producción trabajar sin excesivos problemas de ‘mirones’ y curiosos. De hecho, fueron los lugareños los que tuvieron que aguantar la invasión de un ejército de actores, cámaras, iluminadores, decoradores… Casa día, y durante las nueve horas de rodaje, este equipo tomaba posesión de las calles (muchas sin asfaltar) e incluso de algunas casas. Pero no hubo quejas. Todas las incomodidades se podían soportar con las 150 pesetas diarias que pagaban a los extras. Mucho dinero para un polvoriento villorrio de la España de los 70.

close

¡Suscríbete!

¡No te pierdas ninguna actualización y mantente informado de todo lo que sucede en vamos a ver!