Carlo Padial, director de ‘Doctor Portuondo’, primera serie de Filmin

Hace unos años, el escritor y director catalán Carlo Padial fue paciente de un psicólogo cubano muy peculiar (ya fallecido). Pero tuvo mucha suerte. Además de ayudarle a controlar sus neuras y problemas de ansiedad, le dio la base para escribir sobre su experiencia en el diván de aquel profesional, tan brillante como excéntrico. El libro, ‘Doctor Portuondo: mis días de psicoanálisis con un sabio‘ (2017, Blackie Books), no fue un ‘best-seller’. Pero creó un gran interés por su originalidad. Entre los interesados estaban los responsables de Filmin, que consideraron que la adaptación audiovisual del libro sería la serie perfecta para que la plataforma española debutara en el proceloso mundo de la producción televisiva.

Y así, el círculo de la suerte de Padial se cerró el pasado 29 de octubre, cuando Filmin estrenó ‘Doctor Portuondo‘, serie de seis episodios que también ha dirigido. Y ha provocado un mayor interés que el libro. Tres días después de su estreno, ‘Doctor Portuondo’ ya registró más visionados que ninguna otra serie en la historia de Filmin en el mismo periodo. Y, de paso, se convirtió en el tercer mejor estreno del año, solo por detrás de dos películas: ‘The Assistant‘ y ‘Cosmética del enemigo‘.

Tráiler de la serie

-Viendo la serie, la primera pregunta es obligada. ¿Qué porcentaje de lo que explica es verdad y qué inventado? Bueno… Tengo una tendencia a confundir realidad y ficción, ya que mi forma de relacionarme con mi entorno es complicada. Por eso, en mis documentales habían muchos brotes de ficción, y ahora con esta ficción, en principio pura, pueden aparecer elementos reales de mi vida personal… También es un signo de los tiempos. En este siglo, con la aparición de las redes sociales, todo el mundo hace ficción a partir de su vida. Nadie dice su verdad en las redes. Instagram, Twitter…, son una gran construcción, en la que se tiene muy en cuenta lo que los demás pensarán de nosotros… Es el momento cultural que estamos viviendo.

-¿Así, la serie es un reflejo de la realidad? Tanto el libro como la serie cogen una vivencia mía, real, de una terapia. Pero es una coartada para sacar historias que tienen un potencial cómico o catártico. Todo lo que explico es real. Probablemente las cosas más escandalosas o sorprendentes que aparecen me han pasado. Pero lo importante no son tanto estas situaciones como el potencial que tienen. Que es lo he desarrollado en el libro. Y en la serie.

-O sea, un hecho real a partir del cual desarrolla una ficción. Sí, eso es. Continuamente estoy buscando de las cosas que me rodean las que me puedan llevar más lejos, o que más me pueden servir como vehículo para abrir un proceso de creación. Y cuando se me ofreció la oportunidad de escribir un libro, lo mejor que en ese momento tenía entre manos era la figura del doctor Portuondo. El hecho de que yo hubiera pasado por su consulta no me parecía tan importante, sino la posibilidad que esa experiencia me daba para crear una buena historia. Yo soy simplemente un espectador de su historia.

-¿Y cuando escribió el libro, ya visualizaba una serie? No, no, yo no tengo este gen tan práctico. Hasta que no me comentó un productor, hace tres o cuatro años, que podría hacer una serie muy chula con el doctor Portuondo, no lo había pensado en absoluto. No soy muy práctico. Seguramente, si escribo un nuevo libro, lo tendré más presente. Pero la idea de aquel productor ahí quedó. No fue hasta el 2019 cuando me llamaron de Filmin diciéndome que estaban interesados en adaptar la novela. Y también me plantearon que yo la dirigiera, porque consideraban que encajaría muy bien en lo que buscaban, dado el tipo de proyectos que había hecho.

Vamos, que se encontró con la propuesta sin haberla movido previamente. Así, es. Pero es que lo que yo intento producir para el cine son proyectos bastante más… raros.

«Tengo una tendencia a confundir realidad y ficción, ya que mi forma de relacionarme con mi entorno es complicada»

Como la pesudopelícula de Wismichu, ‘Vosotros sois mi película’, que fue catalogada de tomadura de pelo… Pues mira, aquello fue un encargo, que yo no ideé. También lo fue la película de Berto Romero ‘Algo muy gordo’, que también se puede calificar como proyecto poco habitual… Pero lo mío es otra cosa. Normalmente intento levantar pelis que son mucho más raras y personales, y suele ser más complicado encontrar financiación, claro. Por eso, la propuesta de Filmin me llegó en un buen momento, ya que me garantizaron libertad, y por eso lo cogí con muchas ganas.

-Libertad creativa, pero, ¿el presupuesto que quería? Hombre, siempre quieres más presupuesto… Era muy ajustado, pero suficiente para lo que queríamos hacer.

-Una vez tienes el proyecto encauzado y con un presupuesto ajustado, llegó el momento de elegir los actores. ¿Cómo salen el ‘doctor’ Jorge Perugorría? Perugorría lo tuve claro desde el principio. Y la verdad es que hubiera sido un gran problema si hubiera rechazado el papel o hubiera tenido problemas de agenda, porque no había plan b. No éramos capaces de pensar en ningun otro actor para interpretar a Portuondo.

-¿Aceptó a la primera? No hubo problemas, La idea le entró muy bien. Primero le enviamos el libro a Cuba, le gustó mucho. Además, él hizo sus propias indagaciones en la isla, y le dieron muy buenas referencias del doctor Portuondo real, que trabajó en La Habana. Ya le digo, no hubo problemas. Pero donde estuvo nuestro verdadero reto fue en dar con un muy buen actor para el papel del joven paciente del doctor, ya que tenía mucho texto. Por suerte, trabajamos con un equipo de cásting fantástico, que nos dio unas opciones excelentes.

¿Así salió Nacho Sánchez, su ‘alter ego’? Sí. De hecho, yo ya lo recordaba de haberlo visto actuar en alguna ocasión, Y aunque reconozco que soy muy despistado con esto de los actores, él ya me llamó la atención. Y cuando me lo propusieron, lo vi claro: tenía que ser él. Pero ahí fue donde empezó el reto, ya que Nacho Sánchez es muy selectivo y no acepta todo lo que le ofrecen. Solo coge lo que ve claro y le aporta algo. Y aquí sí que tuve que hacer un trabajo fino para convencerlo. Fueron varios días de hablar con él del proyecto y mi idea de cómo llevarlo a cabo.

-También vuelve a trabajar con Berto Romero. Además de ser muy amigo mío, es uno de los mejores cómicos de España… Yo tengo una fijación por los cómicos, y hay algo de la esencia del cómico en la cara del Berto. Me fascina. Es algo que también me pasa por ejemplo con Arturo Valls.

-¿Cómo llegó Arturo Valls al proyecto? Me interesaba y le llamé directamente. Creo que es un buen actor. De hecho, creo que hay muy buenos cómicos en este país. Son las películas las que no están a la altura de sus talentos. Son artistas que suelen ser muy inteligentes.. Con una gran intuición y capacidad para leer a la gente. Si a estos profesionales les das buen material, se te comen.

«Es muy importante que Fimin dé la oportunidad de plantear alternativas en un momento en el que existe un evidente problema de homogeneización de productos de ficción»

-La serie se ha estrenado con una gran aceptación, pero, ¿cambiaría algo? Pues no, esta vez, no.. Soy una persona muy crítica sobre todo lo que hago, pero en el caso de ‘Doctor Portuondo’, como también en lo que hablabamos antes de ‘Vosotros sois mi película’, son los proyectos que yo quería hacer. Y eso para mí es un paso adelante muy ‘guai’… Reconoco que, a diferencia de la literatura, en el cine siempre hay factores ambientales y circunstanciales que modifican lo que querías hacer., Pero en este caso todo ha sido para bien, para enriquecer el producto final. Tengo la tranquilidad de que, creo, no la he cagado… Tampoco quería tener la sensación de haberme quedado a medias…

-¿Hasta dónde te gustaría que llegase la serie? Estando en un entorno cultural tan agresivo, en el que todo se consume tan rápido, lo que yo celebro es que exista esta serie. Creo que es una grandísima noticia que Filmin haya entrado en la producción propia, y soy un superafortunado de que me hayan elegido a mí… Es muy importante que Filmin dé la oportunidad de plantear alternativas en un momento en el que existe un evidente problema de homogeneización de productos de ficción.

-¿Habrá segunda temporada de ‘Doctor Portuondo’? Nosotros dividimos la adaptación del libro en dos partes, y la serie desarrolla la primera, por lo que hay un material inédito para una segunda entrega. Sería una noticia maravillosa si se aprueba, pero si por lo que sea no hay segunda parte, pues no pasaría nada. En eso estoy muy tranquilo. Ha quedado bien, y ya tengo otros proyectos en marcha.

-¿Se puede saber cuáles? No puedo adelantar nada por razones contractuales. Pero sí, ya estoy trabajando en una nueva producción que empezamos a rodar ya mismo.

-Televisión, ¿supongo? Sí, parece que es lo único que hay ahora.. Ante cualquier idea que planteas, lo primero que te preguntan es: «¿Has pensado si puede ser una serie?»… Así son todas las reuniones últimamente..

close

¡Suscríbete!

¡No te pierdas ninguna actualización y mantente informado de todo lo que sucede en vamos a ver!