40 años de un gran ‘Verano azul’ en TVE

Entrada de ‘Verano azul’

Antonio Mercero tenía una idea. Otra nueva idea que le daba vueltas en la cabeza. Y el por entonces director de TVE, Miguel Martín (que años después fue guionista de ‘Los ladrones van a La Oficina‘), también buscaba una buena idea para una serie. Total, que ambos estaban condenados a encontrarse en la única televisión que existía en España. Y así fue como nació una idea genial, ‘Verano azul’ en TVE, una de las producciones más exitosas y recordadas de la historia de la televisión española, y que este lunes, 11 de octubre, cumple ya 40 años.

Según recordaba Antonio Mercero en un reportaje sobre ‘Verano azul’ del informativo ‘Informe Semanal (realizado por el periodista Ramon Colom, que sería director de TVE), fue el propio Martín quien, a mediados de 1979, le convocó a su despacho para pedirle una serie, sin especificar más. Tampoco era de extrañar esa carta en blanco, porque Mercero era un valor seguro. Ya había demostrado su gran valía con producciones de la categoría de ‘Crónicas de un pueblo‘, ‘Los pajaritos’, ‘Este señor de negro’ y el desasosegante mediometraje ‘La cabina‘, la primera producción española en ganar un Emmy Internacional (el Oscar de televisión). Un galardón que en España solo ha conseguido reeditar en 2018 el fenómeno de La casa de papel‘.

La primera gran serie de Mercero
NIÑOS DE VACACIONES

Miguel Martín tuvo suerte. Mercero tenía la idea. «La historia de unos chavales de un pueblo del sur, de vacaciones -explicó Mercero a ‘Informe Semanal’-. Y a través de ellos, contar sus problemas, y acercarnos un poco a la realidad actual española«. Y como apuntaba el genial director, una historia «hecha con humor, con ternura«. Como era de esperar, a Martín le gustó la propuesta. Y en septiembre de 1979 se concibió ‘Verano azul’.

Pero fue una gestación lenta y complicada, porque el planteamiento e intención de TVE era la de producir una gran serie. Y eso siempre exige mucho trabajo. Es decir, tiempo y dinero. Toda la producción, desde la redacción de los guiones, localizaciones, rodaje (en el pueblo malagueño de Nerja) y montaje sumaron un total de tres años. Algo impensable en las producciones de hoy en día.

Un ejemplo de la ambiciosa apuesta con la que TVE afrontó el proyecto fue la construcción, real, de ‘La Dorada’. El barco del personaje protagonista, Chanquete (el veterano actor Antonio Ferrandis), se diseñó y construyó en Madrid, para después desmontarlo para su transporte hasta Nerja. Un proceso tan complicado como oneroso, ya que era una embarcación de 18 metros de largo, seis de altura y ¡siete toneladas de peso!

ESPAÑA PARALIZADA
La última gran serie de Mercero

Y por fin, el domingo, 11 de octubre de 1981, hacia las cuatro de la tarde, la primera cadena de TVE emitió el primer episodio de ‘Verano azul’, una serie que, según reconoció la propia tele estatal, no despertó una gran expectación en sus primeras entregas. Pero poco a poco el interés fue en aumento hasta llegar a incidir en los hábitos de los españoles. Entre las cuatro y cinco de la tarde de los domingos de octubre de 1981 a febrero de 1982, se evidenció una caída del tráfico rodado en ciudades y pueblos. Pero el dato más alucinante fue que la Liga cambió el horario de los partidos de fútbol que empezaban a las cuatro de la tarde para evitar ‘enfrentarse’ a ‘Verano azul’.

LOS SECRETOS DEL ÉXITO

Uno de los secretos del éxito de ‘Verano azul’ fue la gran mano de Mercero para dirigir a los niños. Se necesita una sensibilidad especial para enfrentarse a un rodaje con menores, algo complicado y difícil por su obvia inexperiencia e imprevisibilidad) ante las cámaras. Pero si algo ha demostrado Mercero a lo largo de su carrera es precisamente su capacidad para sacar el máximo de los niños. Lo demostró en ‘Crónicas de un pueblo’, ‘Farmacia de guardia’ y ‘Planta cuarta’.

Pese a su mano izquierda, la selección de los jóvenes actores fue muy laboriosa. Especialmente para el papel de Tito, el benjamín de la pandilla. La primera elección fue la de un joven actor de 11 años con una gran proyección: Jorge Sanz. Pero sus padres se negaron a que estuviese varios meses de rodaje fuera del hogar. Y cuando ya se había decidido al sustituto, Mercero lo cambió a última hora. Eligió a un chaval rubio que había visto corretear por Nerja y que resultó ser el hijo de un camarero de la zona: Miguel Joven.

SENSIBILIDAD SOCIAL

Para Mercero, además del acierto de los niños, el éxito de ‘Verano azul’ estuvo en una necesidad que existía en España. «Faltaba una serie dramática española que conectara de verdad con los problemas de la sociedad actual española». Una serie «que les hablara con su lenguaje, el de sus chicos, tan coloquial y vivo, que se viesen sus paisajes, sus tipos humanos, su forma de ver, de ser... -explicaba el director en RTVE-. Creo que el televidente español está ya un poco cansado de las series americanas y los problema americanos e ingleses».

Efectivamente, Mercero, con una gran sensibilidad ante la realidad social, volvió a colar -como ya hizo en ‘Crónicas de un pueblo’- la España real. Que no era oficial de franquismo. Así, por primera vez se trataron temas tabú de la dictadura. El divorcio, las libertades, el derecho de protesta, la especulación inmobiliaria, el medio ambiente, los conflictos generacionales... Incluso su vocabulario sorprendió por la naturalidad con la que se empleaban palabrotas, habituales en la lengua coloquial, pero impensables -hasta entonces- en la tele pública. Sin duda, Mercero consiguió que la inmensa mayoría de la sociedad española se viese representada, en uno u otro tema que se tocaba (de forma sutilmente temática), en cada uno de los episodios.

​Y así, todos los secretos del éxito lo supo ‘ensamblar‘ Mercero en aquel fantástico ‘Verano azul’ de 19 capítulos. Y la serie se convirtió en un fenómeno social que paralizaba España los domingos. Y que llegó incluso a ser portada de los periódicos por un hecho ficticio. La muerte del personaje de Chanquete abrió los rotativos como si fuese una persona real​.

UN TOTAL DE 13 REPOSICIONES

En definitiva, ‘Verano azul’ en TVE fue un auténtico bombazo, aunque no haya datos que lo corroboren. Los audímetros para controlar la audiencia no se incorporaron en España hasta los años 90. Pero según las estimaciones de RTVE de 1995, el 91,3% de los españoles había visto al menos un capítulo. Este porcentaje pasó a ser el 78% en 2011. Y es que la serie no solo triunfó en 1981 y 1982, sino que sus continuas reposiciones corroboran el gran interés que ha despertado la serie en diferentes generaciones. Así, el pasado mes de agosto, La 2 emitió por 13ª vez ‘Verano azul’. Tuvo una audiencia acumulada de 3.068.000 espectadores.

(Del barco de Chanquete) ‘No nos moverán’

Por eso, seguramente hoy en día más de media España siga identificando la sintonía de ‘Verano azul’, de Carmelo Bernaola, autor también de la música de ‘El pícaro’, ‘La Clave’, ‘Mambrú se fue a la guerra’, ‘Espérame en el cielo‘… Y del himno del Athletic. Pero además de la sintonía original, el tirón de ‘Verano azul’ también hizo que volviesen a triunfar viejas canciones que aparecían en la trama. Por ejemplo, la reivindicativa ‘No nos moverán’ (… del barco de Chanquete…), y la nostálgica ‘Amor de verano‘, del Dúo Dinámico, con la que se cerraba aquel ‘Verano azul’.

LOS PERSONAJES

El núcleo duro de la trama estaba formada por dos adultos y media docena de niños. Los ‘mayores’ eran el pescador retirado Chanquete, interpretado por el desaparecido Antonio Ferrandis (‘Volver a empezar’), y la solitaria pintora Julia, la actriz María Garralón (‘Farmacia de guardia’, ‘Compañeros’, ‘Las chicas del cable’…).

Los seis chavales eran Pancho (José Luis Fernández, de 16 años). Javi (Juanjo Artero, 14 años). Bea (Pilar Torres, 14 años), hermana de Tito, y por la que rivalizan Javi y Pancho. Desi (Cristina Torres, 14 años), amiga de Bea e hija de padres separados. Tito (Miguel Joven, 8 años), hermano de Bea y es el más pequeño de la pandilla. Y Piraña (Miguel Ángel Valero, 9 años), amante del buen comer y amigo íntimo de Tito.

Los Pirañas interpretan ‘Comer, comer’

Todos, de una forma u otro, intentaron aprovechar la inmensa fama que les proporcionó ‘Verano azul’. Pero fue efímero. Los que más repercusión tuvieron fueron José Luis Fernández y Juanjo Artero, que formaron el dúo musical Pancho y Javi. También destacó un tiempo el dúo Los Pirañas, con Miguel Joven y Miguel Ángel Calero. Tuvieron un cierto éxito con la canción ‘Comer, comer’, que hoy en día sería políticamente incorrecta.

Actualmente, de todo aquel grupo, continúa trabajando como actor Juanjo Artero (‘El comisario’, ‘Amar es para siempre’, ‘Servir y proteger’…). Las hermanas Pilar y Cristina Torres son enfermeras en Madrid, Miguel Joven es guía turístico en Nerja. Y Miguel Ángel Valero es doctor en Ingeniería de Telecomunicaciones y trabaja en el Ayuntamiento de Madrid.

Pero todos siguen recordando aquel inigualable ‘Verano azul’ en TVE, que sigue siendo un gran reclamo de Nerja, donde, 40 años después, tiene un parque dedicado. Y hasta un recorrido turístico especial.

El final de ‘Verano azul’ con ‘Amor de verano’ del Dúo Dinámico

close

¡Suscríbete!

¡No te pierdas ninguna actualización y mantente informado de todo lo que sucede en vamos a ver!